Mensajero en bicicleta posa con su vehículo luego de una entrega

Gio fue el encargado de traer nuestras primeras mascarillas reutilizables a casa, en lo que en ese momento creíamos era el pick de la pandemia.

Mujer repartidora de correspondencia posa para la cámara junto a su bicicleta

Camila trabaja hace dos meses en Correos de Chile. Y en una actividad dominada por lo hombres resulta muy alentador ver su presencia vistiendo y pedaleando “la roja” de correos. Me comenta que “no hay muchas mujeres porque dicen que es un trabajo pesado”. De las cosas más lindas que le ha pasado en este corto tiempo repartiendo cartas y encomiendas en Ñuñoa, ha sido la amabilidad de muchas personas, que la reciben ofreciéndole agua, jugo y hasta dulces. Así va construyendo sus relaciones dentro de la última milla del servicio postal chileno, que de a poco se va adaptando y asumiendo su rol en un mundo donde el comercio internacional, globalizado, ha modificado el formato de la correspondencia.

You may also like

Back to Top